Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Jun 14, 2017 in Actualidad, Opinión, Provincia, Segovia

Dos años de mandato, dos años a medias en Segovia (por Ángel Galindo)

Dos años de mandato, dos años a medias en Segovia (por Ángel Galindo)

Esta semana se cumplen dos años desde que comenzó el mandato corporativo en el Ayuntamiento. Ahora que estamos en la mitad del camino, cabe mirar hacia atrás y reflexionar sobre nuestra labor en la oposición, así como hacer balance de estos dos años con el PSOE al frente del Gobierno municipal.

La primera mitad de mandato corporativo sin duda ha venido marcada por los reveses judiciales derivados de la mala gestión del PSOE en el Gobierno municipal en años anteriores. En 2017, los vecinos de Segovia estamos perdiendo cada día cerca 10.000 euros, que irán destinados a pagar las expropiaciones de Padre Claret (1,5 millones) y Casa de Guardas (500.000 euros), además de la partida prevista para el conflicto por el aparcamiento subterráneo de José Zorrilla (1,3 millones).

Está situación está provocando que se paralice el desarrollo de la ciudad, ya que va a impedir que se ejecuten inversiones importantes para el futuro. Ante posibles intervenciones y arreglos en los diferentes barrios de Segovia, se ha hecho común la respuesta “cuando haya dinero”. Dinero hay. El problema es que se está utilizando para pagar sentencias por errores políticos del PSOE.

CAT

La gestión del CAT es un ejemplo claro. Tal y como se temía, en esta legislatura no se le va a dar una utilidad a este edificio, que ni siquiera está terminado. Es nuestro particular aeropuerto sin aviones, fruto de la época de construir por construir. Tras haber anunciado la llegada del Instituto Alicia Alonso a bombo y platillo y acaparar portadas en prensa, ahora se desdicen, y vuelta a empezar.

Por otro lado, ya deberían estar circulando los autobuses urbanos nuevos, y a estas alturas ni siquiera está finalizado el pliego de condiciones. Se ha tenido que prorrogar la contrata una y otra vez. Que todavía no se haya resuelto esto es una broma de mal gusto, ya que estamos hablando de un servicio fundamental para la ciudad. No sabemos si la situación es fruto de la incompetencia o si se están manejando los plazos en busca de rentabilidad electoral. Y hablando de movilidad, sin duda no se han dado pasos para avanzar en algo tan importante como la peatonalización del casco histórico.

El equipo de Gobierno ha demostrado en estos dos años muy poca capacidad de diálogo con los demás grupos. No saben gestionar la falta de mayoría absoluta, a pesar de que hay cuatro grupos en la oposición con los que poder hablar. Parece que funcionan bajo esta condición: “si no aceptas lo que digo, eres un irresponsable”. ¿Qué sentido tiene entonces nuestra presencia en el Consistorio si no podemos cuestionar las acciones del Ejecutivo municipal?.

A lo largo de estos dos años hemos visto cómo el PSOE se ha distanciado cada vez más de nuestros posicionamientos, tomando una deriva hacia políticas de derechas, tanto a nivel provincial como estatal. Cabe recordar que el PSOE apoyó los presupuestos del PP en la Diputación, y pidió que este partido hiciera lo mismo con los del Ayuntamiento. Finalmente, los últimos presupuestos salieron adelante gracias a la abstención de Ciudadanos.

Ha sido común durante la legislatura la falta de predisposición del Gobierno municipal para desarrollar unos presupuestos participativos, algo que llevamos mucho tiempo pidiendo desde IU. Parece que todos los grupos están empezando a hablar de esto, lo cual nos parece bien, pero no queremos simulacros de participación como las propuestas de maquillaje que hace el grupo de Ciudadanos y que el PSOE ha visto con buenos ojos, fruto del acuerdo entre ambas formaciones.

A todo esto hay que añadir la nula intención de municipalizar, total o parcialmente, servicios como el abastecimiento del agua, la limpieza de edificios municipales o la ayuda a domicilio, por poner algunos ejemplos. Queremos que se avance hacia la gestión directa de los servicios de la ciudad, para que prime el beneficio social y no el beneficio económico de las empresas que los prestan.

Estamos viviendo un mandato en el que aparecen problemas nuevos, pero hay algunos que se mantienen de épocas pasadas. Aún planea la sombra de la posible construcción del aparcamiento del Salón, a pesar de que el PSOE se comprometió en la pasada legislatura a delimitar esa zona y su entorno como protegida de cualquier intervención de este tipo, y no ha cumplido su acuerdo. No es comprensible que se siga planteando la construcción de un aparcamiento, no solo porque sea innecesario y un ataque al patrimonio de Segovia, sino también por los problemas judiciales que están trayendo los existentes.

En nuestra labor municipal no solo criticamos con contundencia, siendo fieles a nuestros principios e ideas, aquellas propuestas que se alejan de nuestra línea política, sino que también hacemos una oposición constructiva y muy activa en cuanto a la elaboración de propuestas. No tenemos problemas a la hora de apoyar las iniciativas del equipo de Gobierno que consideramos positivas para la ciudad. Actualmente somos uno de los grupos con mayor actividad municipal en la elaboración de mociones a pesar de tener un solo concejal.

IMG_6608

Creo que estoy en disposición de decir que nuestro grupo ha realizado un trabajo muy intenso, con una firme defensa de nuestras ideas, principios y valores por encima de intereses personales y electoralistas, sin importarnos el posible coste político de nuestras propuestas ni las feroces críticas y faltas de respeto que muchas veces nos toca aguantar.

Desde IU hemos demostrado con claridad (no solo ahora, sino históricamente) que tenemos un proyecto claro de ciudad en defensa de la mayoría social. Continuaremos trabajando por un Ayuntamiento más transparente y que fomente la participación; por una ciudad que cuide y valore su patrimonio; por una ciudad sostenible y habitable en la cual las decisiones políticas se enfoquen en los intereses de las personas, y no el beneficio económico de unos pocos, como así sucede en muchas ocasiones.

Ángel Galindo, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia