Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Editado por en Ago 22, 2017 en Actualidad, Provincia, Segovia

IU pide la dimisión del concejal de Transportes por la gestión del pliego de autobuses

IU pide la dimisión del concejal de Transportes por la gestión del pliego de autobuses

El grupo lamenta que a escasos días del Pleno la oposición aún no ha recibido el borrador del documento, que acumula más de un año de retraso

IU Segovia pide la dimisión del concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad, Ramón Muñoz-Torrero, por la mala gestión y los continuos retrasos en la elaboración del pliego que regulará el servicio del transporte urbano en Segovia. El grupo municipal lamenta que, a una semana de que se celebren las comisiones en las que se debatirán los dictámenes para el Pleno del 1 de septiembre, los grupos de la oposición aún no han recibido el borrador del nuevo pliego.

La alcaldesa anunció en julio que el pliego ya estaba finalizado, pero que no quería que estuviese en exposición pública durante el mes de agosto. Todo hace indicar que esto no era cierto, ya que desde que Luquero realizó dicho anuncio el equipo de Gobierno no ha mantenido ni una sola reunión con la oposición ni con los trabajadores del sector, ni han hecho llegar la información a pesar de que se ha solicitado en múltiples ocasiones.

En junio el Gobierno local señaló que el documento estaba ya en Intervención y que solo quedaban unos flecos para finalizarlo. En los últimos meses, la alcaldesa ha anunciado varias veces que el pliego iba a estar listo, sin ser así. El problema no es el ninguneo a la oposición, aunque esto demuestre un talante poco democrático, sino el engaño a los vecinos de Segovia, que han visto mes a mes cómo los autobuses nuevos siguen sin llegar

urbanos_segovia

No es lógico que si el equipo de Gobierno lleva más de un año trabajando en este pliego, con todos los medios a su servicio, la oposición tenga que estudiarlo en apenas 3 días. Los grupos políticos han dejado margen suficiente y dado confianza al PSOE, ya que la realización de un pliego de este tipo es algo complejo. No obstante, este retraso ya no tiene justificación alguna. Aunque este asunto llegara a estar en el orden del día de la comisión informativa del día 28, ya no hay un margen realista en el que se pueda abrir un debate y llegar a posibles acuerdos. IU siempre ha defendido la urgente aprobación de este pliego, pero eso no puede ser óbice para que un documento de tanta relevancia sea estudiado con detenimiento.

En las reuniones celebradas el pasado año se trataron diferentes asuntos sobre el nuevo pliego, como las líneas, horarios, tipos de autobuses… Fueron reuniones meramente informativas en las que en ningún caso se llegó a un acuerdo, sino que se trasladó el debate a la finalización del pliego.

El contrato con la empresa que presta el servicio de autobuses terminó hace más de un año. Desde entonces se ha ido posponiendo una y otra vez con diferentes excusas con las que el equipo de Gobierno ha echado balones fuera. Todos estos retrasos no son en absoluto razonables, como han intentado hacer creer. O se trata de un claro ejemplo de incapacidad en la gestión o hay oculto un interés partidista y electoralista, con el que se pretendería inaugurar el nuevo servicio de autobuses urbanos cerca del próximo periodo electoral.

Los autobuses nuevos ya deberían estar circulando por nuestras calles. Los habitantes de Segovia van a seguir viajando en los vehículos antiguos durante un periodo bastante largo, ya que el contrato sigue prorrogado y una vez se apruebe el nuevo transcurrirán varios meses hasta que estén disponibles los nuevos autobuses. Tendremos que seguir utilizando vehículos que presentan muchas deficiencias y averías, algo que IU lleva denunciando desde hace tiempo. Incluso se ha llegado al punto de dejar de prestarse el servicio de la línea 9 durante días, sin previo aviso.

Este pliego supone, junto al de la recogida de basuras, el contrato más importante para Segovia, tanto a nivel económico como a nivel social. Se trata de un servicio fundamental para los vecinos, ya que condiciona la movilidad de la ciudad. La actitud del equipo de Gobierno no concuerda con la necesidad de promover un transporte público de calidad, fundamental en una ciudad patrimonial como la nuestra, en la que el exceso de vehículos privados puede provocar grandes perjuicios. Además, se trata de un asunto de alta importancia en lo referido a la lucha contra el cambio climático y la mejora de la calidad del aire.