Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Editado por en Abr 9, 2018 en Actualidad, Provincia, Segovia

IU pide que se tomen medidas ante la contaminación por ozono en Segovia

IU pide que se tomen medidas ante la contaminación por ozono en Segovia

El grupo pide que se cumpla su moción para realizar un plan de prevención ante este problema medioambiental y de salud pública

Segovia ha registrado un año más niveles muy altos de contaminación por ozono troposférico. En 2017 la Estación de Control de la Calidad del Aire de Segovia, de cuya gestión se encarga la Junta, sobrepasó 111 días el valor límite de concentración de ozono troposférico fijado por la OMS (100 microgramos por metro cúbico). Además, durante 34 días se superó el valor establecido por las legislaciones europeas y la española (120 µg/m3), más elevado que el que contempla la OMS.

Estos datos son significativamente peores que los que se dieron en 2016. En ese año, el valor límite antes mencionado se sobrepasó a lo largo de 95 días, 16 menos que en 2017. El valor objetivo de 120 µg/m3 se superó en 19 días, 15 menos que el año pasado.

Debido a los elevados niveles de contaminación, el grupo municipal de Izquierda Unida presentó el pasado mes de agosto una moción para que el Ayuntamiento elaborara un Plan de comunicación y sensibilización para situaciones de alerta por contaminación del aire urbano en Segovia por ozono, y estableciera un protocolo de actuación con las medidas a adoptar en caso de superarse los niveles de contaminación establecidos en dicho plan. La concentración de ozono incrementa con el aumento de la temperatura, por lo que hemos solicitado al equipo de Gobierno que haga efectivo el Plan aprobado en Pleno y tome medidas para paliar lo máximo posible esta situación

Atasco en la Avenida Padre Claret./ El Norte de Castilla

Esta moción, que fue aprobada por unanimidad, recogía en sus acuerdos una petición para que el equipo de Gobierno publicara información diaria de la calidad del aire en la página Web del Ayuntamiento, e informara a los medios de comunicación en caso de que se sobrepasaran los límites perjudiciales para la salud. A elevadas concentraciones, este contaminante causa irritación en los ojos y vías respiratorias superiores, reduce la función pulmonar, y agrava las enfermedades respiratorias y cardiovasculares. En concentraciones más bajas pero sostenidas en el tiempo, afecta al desarrollo pulmonar y aumenta la incidencia y gravedad del asma.

Según la legislación europea, si se superan los 120 µg/m3 durante 25 días anuales de media en tres años consecutivos, la administración autonómica deberá elaborar un plan de control de la contaminación. Esto ya ha ocurrido en Segovia durante la última década (incluidos los tres últimos años) y las medidas por parte de la Junta siguen sin llegar a pesar de que se ha solicitado desde varias organizaciones, como Ecologistas en Acción.

Si es cierto que los altos niveles de ozono detectados en Segovia guardan una estrecha relación con el uso masivo de los vehículos a motor en la Comunidad de Madrid, eso no es óbice para que se pongan en marcha iniciativas para informar y concienciar a la ciudadanía, promover el transporte público, reducir el límite de velocidad o incluso restringir temporalmente el tráfico motorizado… según los niveles de contaminación que se den.

La OMS estima en 1.800 los fallecimientos prematuros en España producidos cada año como consecuencia de la exposición a niveles de ozono como los registrados durante los últimos años en Segovia. El ozono no solo es tóxico para las personas, sino también para la vegetación, ya que daña los bosques y parques urbanos y reduce la productividad de los cultivos.