Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Nov 20, 2014 in Actualidad, La Granja

Izquierda Unida San Ildefonso muestra su alarma ante el anuncio de bombeos de agua del Pontón Alto al estanque de El Mar

Izquierda Unida San Ildefonso muestra su alarma ante el anuncio de bombeos de agua del Pontón Alto al estanque de El Mar

Izquierda Unida San Ildefonso se muestra alarmada y preocupada por las declaraciones que Juan Carlos de la Mata (director de Inmuebles y Medio Natural de Patrimonio Nacional) realizó a los medios de comunicación el pasado viernes 31 de octubre. De la Mata, anunció varios proyectos para potenciar el turismo en los Palacios de La Granja y Riofrío cara al año 2015.

Izquierda Unida San Ildefonso reconoce que la gestión de Patrimonio Nacional realiza en estos lugares es uno de los ejes vertebradores del desarrollo del municipio de San Ildefonso y su entorno, generando empleo directo, indirecto y es el principal reclamo turístico de la zona. Es por eso que reclamamos a Patrimonio Nacional que tenga una especial consideración hacia los vecinos a la hora de elaborar estos planes.

Precisamente el Plan de Actuación de Patrimonio Nacional 2013-2016, en su apartado 2.1.2 (actuaciones en los jardines históricos del Real Sitio de San Ildefonso) indica la intención de realizar un «estudio e implantación de sistemas hidráulicos para las fuentes monumentales que permitan su funcionamiento automático y la utilización de agua reciclada», sin decir nada de bombeos. Por tanto, solicitamos a Patrimonio Nacional que aplique sus propios planes, que podrían resultar más económicos y ecológicos que lo que ahora plantean.

Izquierda Unida siempre se ha mostrado contraria al bombeo del agua del Pontón hacia el estanque de El Mar. Nuestra prioridad es que el fin principal de ese almacenamiento sea el consumo humano. Los motivos son obvios: el estanque de El Mar es el suministrador de agua de la localidad de La Granja (excepto el Caserío de Urgel). Recibe el agua directamente de cuatro arroyos y esa agua está catalogada con la máxima calidad (A). Por su parte, el agua del Pontón recibe una catalogación de menor calidad (B), es decir, si se mezcla la calidad del agua disminuiría. También supondría un mayor coste económico y energético, pues bombear aguas arriba es mucho más costoso que distribuir el agua por caída.

Recordamos que ya hubo una concatenación de negligencias la última vez que Patrimonio Nacional bombeó agua al estanque de El Mar el año pasado, que desembocaron en una contaminación del agua, algo que obligó al Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León a declarar la prohibición del consumo de agua durante varios días. Izquierda Unida San Ildefonso demandó la asunción de responsabilidades y la explicación de lo sucedido en dos ocasiones mediante sendos registros de entrada en el Ayuntamiento, una a los pocos días de ocurrir este lamentable hecho, y una reiteración en primavera de este año. En ninguno de los casos recibimos respuesta alguna. Calificar como «accidente» este hecho tan grave, lo consideramos un insulto y desprecio a los vecinos.

Precisamente hace unos días hemos vuelto a registrar una moción sobre la limpieza y posible ampliación del estanque El Mar para debatir en el próximo Pleno. Esta moción fue presentada por Izquierda Unida en octubre de 2012, y fue aprobada por unanimidad de la Corporación. Sin embargo, no se llevó a cabo lo planteado en ella porque la respuesta de Patrimonio Nacional no pudo ser más desalentadora: nos viene a decir que no pueden hacer nada en el estanque de El Mar por ser Bien de Interés Cultural y recomienda que bombeemos agua del Pontón si fuera necesario.

Para dar respuesta a Patrimonio Nacional, volvemos a presentar la moción, dando respuesta a sus alegaciones, citando la propia Ley 23/1982, de 16 de junio, reguladora del Patrimonio Nacional; su Reglamento y el propio Plan de Actuación de Patrimonio Nacional 2013-2016, además de otra normativa aplicable. Añadimos un tercer punto en el que solicitamos la creación de una Mesa informativa sobre el agua con representantes de distintos organismos públicos, privados y ciudadanos, algo que, visto estos últimos acuerdos, nos parece de sumo interés. (*)

Curiosamenta en fechas pasadas el Ayuntamiento y la mancomunidad de La Atalaya han rubricado un acuerdo, según el cual pueden bombear el agua desde el Pontón Alto «cuando las condiciones lo precisen», algo que sólo podremos considerar en caso de emergencia extrema o sequía.

Si se aplicase lo demandado en la moción que presentamos en su día y volvemos a presentar, El Mar sería limpiado, lo que ya supondría un aumento de su capacidad y ello ayudaría a su conservación, de especial importancia ya que es un Bien de Interés Cultural y además mejoraría aún más la calidad del agua.

Sobra decir, que el bombeo de agua supondría un encarecimiento en el precio del agua, algo que posiblemente repercutiría en el recibo que pagan los vecinos, reincidimos en la disminución de la calidad del agua, no asegura un tratamiento adecuado para las algas, pues el bombeo carece de la infraestructura necesaria para su tratamiento (filtros de carbono activo). En definitiva, no podemos hipotecar el futuro de nuestra calidad del agua, además la experiencia en otros ámbitos (puerta de la Reina, por ejemplo), nos hace desconfiar de posibles acuerdos temporales, o prorrogas, entre la administración municipal y otros organismos.

Para concluir, consideramos que el uso prioritario del agua debe ser el consumo humano, por ser un bien de interés público, recordando que Patrimonio Nacional es un organismo público y que, como dice el art. 128.1 de la Constitución: «Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general». Recordamos la resolución sobre el derecho humano al agua y saneamiento de la ONU del año 2010, que en su artículo primero «reconoce que el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos». Por tanto esperemos que, o bien Patrimonio Nacional, cambie su estrategia, o que los organismos públicos que gestionan el ciclo del agua tengan en cuenta estas consideraciones, por encima de otros intereses y denieguen dichos bombeos si suponen una merma en la calidad del agua potable.

Descargar moción