Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Editado por en jul 10, 2017 en Actualidad, Opinión, Provincia, Segovia

Julio… Ve y toca la luna con las manos (por Ángel Galindo)

Julio… Ve y toca la luna con las manos (por Ángel Galindo)

Me cuentan los compañeros más veteranos del PCE que cuando llegaste a su sede de Segovia en los años 80 y te preguntaron que a qué te dedicabas, se quedaron un poco sorprendidos. Seguramente no se esperaban tener a un titiritero en sus filas. Recuerdo también cuando nos hablabas de los primeros años de Titirimundi, de cómo en los espectáculos de calle la gente no se paraba, e incluso aceleraba el paso.

En esa época los títeres no tenían la consideración de la que hoy gozan, pero desde el principio tenías claro tu objetivo: acercar este arte a la gente, a todo el mundo. 30 años después de la primera edición, Titirimundi ya forma parte de la vida de todos los segovianos. Algunos no recordamos un mes de mayo sin ese vendaval de magia e ilusión que cada año transforma la ciudad (así te gustaba describirlo).

Nos enseñaste que los espectáculos de títeres son teatro, pero representado de otra manera. Nos quitaste de la cabeza la idea de asociar los títeres exclusivamente a un público infantil. Esa forma de pensar y de trabajar es la que ha hecho que Titirimundi sea un evento capaz de gustar e ilusionar a cualquier persona, además de un certamen de prestigio a nivel internacional.

No me cabe duda de que, allá donde estés, te habrás rodeado de mucha gente a la que querías y admirabas, y que también nos dejó. Imagino que el maestro Agapito te ha dedicado la Entradilla, tocando como solo él sabe hacerlo. No me extrañaría que Pedro Serrano te haya regañado por haberte reunido con ellos tan pronto, aunque habréis acabado riendo y cantando juntos La Internacional. Como no puedes estar quieto, ya estarás maquinando un nuevo Titirimundi junto a Rod Burnett, o planificando la Ruta Quetzal con Miguel.

Julio, aquí dejas a mucha gente que te quiere y que te admira. Sin dejar de ensalzar tu trabajo por la cultura, tu compromiso político hace que estemos agradecidos y orgullosos de haberte tenido de compañero en IU. A nivel personal, confiaste en mí y me diste tu apoyo para dar el paso y presentarme a las elecciones, algo que siempre valoraré. Me pediste que os casara a ti y a Paloma, y sé que no voy a oficiar jamás una boda más bonita y sincera que la vuestra. No se me olvidará nunca aquel momento de felicidad en el circo de las pulgas, cantando y bailando con los tuyos al son de la música de tus inseparables La Troupé de la Merced.

Gracias por tu compromiso, por tu lucha. Gracias por entender la cultura como una herramienta para transformar la sociedad y como un derecho de todas las personas. Es algo que hemos aprendido de ti. Como dijiste en campaña, seguiremos defendiendo una “cultura participativa, libre y al alcance de todos”. El mejor homenaje que podemos hacerte es seguir tu ejemplo en la cultura y en la vida.
Ah, y lo más importante: gracias por tu amistad.

Dejas un vacío enorme. Te vamos a echar de menos. Hasta siempre, Julio… Ve y toca la luna con las manos. Nosotros seguiremos aquí, intentando consolar a las marionetas.

Ángel Galindo, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia

JULIO MICHEL