Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Editado por en Nov 8, 2018 en Actualidad, Provincia, Segovia

Otra forma de gobernar es posible

Otra forma de gobernar es posible

El salón de actos del CAAV se llenó este miércoles para recibir a Carlos Sánchez Mato y María Sánchez, concejales de Ahora Madrid y Valladolid Toma La Palabra, que expusieron los aspectos más destacados de su trabajo en los llamados gobiernos del cambio en ambas ciudades. Presentó la charla el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Segovia, Ángel Galindo, que señaló el trabajo de ambos como un ejemplo de que otra forma de gobernar es posible, y se está demostrando en varias ciudades.

“Desde la frustración que supone a veces estar en la oposición, hemos visto que en otros sitios se hacen cosas que aquí no se llevan a cabo por falta de volutad política. En Segovia hay mucha pelea para muy pocos resultados, pero hemos conseguido avances”, ha señalado. Galindo se ha referido a los presupuestos participativos como ejemplo de lo anterior. “Cuando empezamos la campaña electoral nadie quería saber nada, y hoy en día los presupuestos participativos están en la agenda y en el debate político”. En su intervención, Galindo ha puesto a Navas de Oro, gobernada por IU, como ejemplo de gestión eficiente y al servicio de la ciudadanía.

La concejal de medio ambiente de Valladolid, María Sánchez, se ha referido a las dificultades que supone entrar por primera vez en una institución. “Pasamos de la resistencia de la oposición y de los movimientos sociales a la incidencia. Cuesta un poco entrar en este terreno. Las instituciones tienen un corsé muy apretado, y está el reto de no frustrar las expectativas de la gente que nos ha apoyado”, ha afirmado. “En campaña decíamos: ‘lo queremos todo y lo queremos ahora’. Cuando llegas al gobierno, te das cuenta de que no es así. Los tiempos de transformaciones de una ciudad son lentos, en 4 años se pueden hacer muchas cosas, pero hay que tener una mirada larga. Revertir 20 años de derecha es complicado”, ha asegurado.

Sánchez se ha referido a dos de las medidas más importantes del gobierno en Valladolid, la municipalización del agua y el plan contra la contaminación atmosférica, aspectos que, según la edil, requieren mucha pedagogía para que sean entendidos por la gente. “Es mejor trabajar en pocos cambios positivos que sean irreversibles que en muchos que puedan ser eliminados por otro gobierno. PP y Ciudadanos quieren eliminar estas dos medidas. Por ello hay que consolidar los cambios”. También se ha referido a los desequilibrios entre los barrios de Valladolid. “El PP los descuidó con la excusa de la crisis, pero no dejó de gastar en obras faraónicas”.

Por su parte, Carlos Sánchez Mato ha hablado sobre los avances de la gestión en el Ayuntamiento de Madrid. “A pesar de los navajazos que he recibido, de fuera y de dentro, ha merecido la pena. Las candidaturas heterogéneas han permitido que concejales y concejalas de IU hayan podido, por ejemplo, recuperar el servicio del agua en Madrid, o estar al frente de la gestión económica”.

Sánchez Mato ha recordado que, cuando llegó Ahora Madrid al Ayuntamiento, había 5300 millones presupuestados y un recorte del 16% que había que realizar. “Tuvimos la capacidad colectiva de enfrentar esta situación. No solo no recortamos, sino que tres años y medio después Madrid está gastando anualmente 1000 millones de euros más de lo que gastaba en ese momento. Claramente mereció la pena, incluso con todos los terremotos internos”.

El ex concejal de Hacienda y Economía ha apuntado que, aunque el presupuesto es gigante, los desequilibrios también lo son. “En Madrid hay gente que vive muy bien, y otra que vive de pena. No hemos podido evitar los desahucios, o acabar con el problema habitacional de Madrid. Hemos sido muy sensibles con estos problemas y hemos puesto nuestro máximo esfuerzo”, ha aseverado. “Considerar los objetivos cumplidos o no depende de dónde se ponga cada uno las expectativas. Hemos podido crear más de 3000 viviendas, pero tenemos una lista de 25.000 demandantes”.

Sobre la gestión del PP en Madrid, ha hablado de criterios absolutamente brutales y recortes descomunales que afectaron a los barrios y familias que en peor situación estaban. “Ya lo sabíamos, pero desde dentro de esta institución es donde este drama más se nota. Tengo responsabilidad en dos distritos de Madrid, que abarcan 350.000 personas. Firmo ayudas para que la gente coma, de 100 euros. Este es nuestro país”.

Sánchez Mato ha detallado algunos aspectos de su gestión en Economía y Hacienda. “Muchos esperaban que, con un marxista en este área, las inversiones iban a huir el gasto financiero se incrementaría, porque la prima de riesgo haría explotar las finanzas dela ciudad. Cuando yo llegué, pagábamos 244 millones de euros anuales de intereses, y ahora pagamos 103”. Se ha referido también a la notable reducción de la deuda. No es de lo que nos sentimos más orgullosos. Es sencillo bajar deuda, basta con recortar a mansalva. Lo que hicimos fue incrementar el gasto y al mismo tiempo reducirla. No es magia, Madrid es una máquina de recaudar dinero. Hemos usado las herramientas fiscales de una manera ideológica”.

Responder